« Blogs para mejorar tus presentacionesPresentationZen Design »

Mi primera presentación

4.03.2010 | por | Categorías: Vida, preZENtations

El otro día intenté recordar cuál había sido mi primera presentación. No me refiero a mi primer PowerPoint, sino a la primera vez que hablé ante una audiencia.

Mi primera presentación fue en 7º de EGB, con 12 años. El profesor, Don Lorenzo (los profesores se trataban de Don por aquel entonces, aunque luego los tuteábamos), nos anunció a principio de curso que durante el mismo, todos los alumnos debían participar en un debate sobre un tema concreto y dar una charla sobre lo que quisieran. Y nos dijo: "Y muchos de los alumnos recuerdan el día de la charla con gran cariño", lo que causó cierta sorpresa por ese temor que hay siempre de que te saquen a la pizarra.

Se podían usar todos los medios que teníamos al alcance: el proyector de diapositivas con su botón de pasarlas, diapositivas hechas a mano con papel cebolla, dibujos, pósters, etc. A lo largo del año, los alumnos fueron haciendo sus presentaciones. Sólo recuerdo algunas de ellas a parte de la mía: las hubo sobre coches, baloncesto, gnomos,... Muchos prescindían de las diapositivas y hablaban con notas en un cuaderno o mostrando fotos de un libro. El chico que presentó la de baloncesto incluso se trajo una pequeña canasta para mostrar diferentes movimientos y formas de tirar.

En cuanto a la mía fue sobre la segunda guerra mundial, un tema del que mi padre
tenía varios libros y cintas de audio y que yo seguía por las películas ambientadas en dicha contienda.

¿Qué usé? Diapositivas hechas a mano: comprabas el marco de plástico y papel cebolla y a pintar. Cada diapositiva hablaba de una batalla o escenario de la guerra, pero sólo con dibujos que yo había copiado de los libros o de películas. Eso sí, tenían el nombre de la batalla o escenario y la fecha en que sucedió. Al final de la presentación, usé un cassette para escuchar una grabación de un locutor contando cómo había sido la caída de Berlín. Y, por supuesto, tras la presentación había que entregar un trabajo con todo lo que habías contado.

Sin PowerPoint, sin bullet points, chavales de 12 años con imaginación,... Las presentaciones eran uno de los momentos más especiales de la semana. Colocábamos los pupitres en círculo y nos disponíamos a escuchar a nuestros compañeros con gran atención y para tomar notas de los recursos que usaban. Y, ¿sabéis qué? El profesor tenía razón: recuerdo esos momentos con mucho cariño...

¿Podéis hablar igual de vuestras presentaciones? Es curioso, hace de eso más de 20 años y aquello eran auténticas presentaciones, como tantos expertos aconsejan hoy en día.

 

No hay opiniones, todavía


El formulario está cargando...

Buscar

Linkedin

Ver perfil de Alberto de Vega Luna en LinkedIn

Licencia

Creative Commons License
Esta obra se publica bajo una licencia de Creative Commons. Es necesario citar la fuente y el autor si se utilizan estos contenidos.
blogtool