« Un Raspberry Pi como reproductor multimedia para el salónX-Wing Alliance en Windows 7 64 bits »

Un netbook como reproductor multimedia de salón

03/10/14 | by | Categories: Software, Hardware

Como adelantaba en un post anterior, estas navidades he estado haciendo pruebas con diferentes dispositivos, con el objetivo de elegir la mejor combinación de software y hardware para tener un reproductor multimedia en el salón. Y la primera combinación de la que os voy a hablar es la de netbook con XMBC.

El hardware

El hardware para la prueba es un netbook Acer 751h, con un procesador Intel Atom Z520 a 1.33 GHz, tarjeta gráfica integrada Intel GMA500, 2 GB de RAM y 250 GB de disco duro. Es un netbook del año 2009, pero que es capaz de reproducir vídeo 1080p en Windows 7 sin problema. En este ordenador hemos instalado la última versión disponible de XBMC, un software gratuito y muy conocido para utilizar un ordenador (aunque también hay versiones de XMBC para Android, iOS, Raspberry Pi, etc) como centro multimedia.

La conexión con la tele

El netbook mencionado en el párrafo anterior no dispone de conexión HDMI, solo VGA. Por ello, necesitaremos un cable para la salida de vídeo y otro distinto para la de audio y conectarlos a las entradas correspondientes de la televisión. No es una operación difícil y en el manual de vuestro televisor es muy posible que tengáis explicado cómo hacerlo (como el que figura a continuación). Pero, por si acaso, vamos a verlo paso a paso.

Diagrama de conexión PC-TV

Como veis, a la salida VGA del portátil debemos conectar un cable VGA normal y corriente (macho-macho), mientras que a la salida de audio (la típica salida de color verde donde conectamos auriculares o altavoces) conectaremos un cable mini-Jack macho-macho.

Conectando los cables

Y aquí podéis ver cómo queda la parte trasera de la tele una vez que están conectados ambos cables.

Cables conectados

Entorno de pruebas y resultados

Ahora conectamos el netbook por Wifi a la red local, donde tenemos un servidor UPnP (y SMB) del que leeremos el contenido multimedia. Para reproducir dicho contenido, usaremos las funcionalidades que nos ofrece XBMC, que permite conectarnos al servidor mediante los dos protocolos mencionados.

Como comentaba al principio, este netbook es capaz de reproducir contenido 1080p en local sin problemas, pero la sorpresa vino cuando comprobé que cuando el mismo contenido está en red, la reproducción va "a tirones". Probé varias resoluciones (1920x1080 y 1280x720), pero no solucionó el problema. También probé a conectarlo por Ethernet en vez de por WiFi, pero tampoco se solucionó. Mi teoría es que el uso intensivo de la red impacta de alguna manera en la CPU del ordenador.

Pero además de la escasa suavidad de la reproducción, encontré otro problema: la calidad de imagen. La definición y la luminosidad de la imagen no era la misma cuando reproducía el mismo contenido en el netbook y en la televisión (que dispone de su propio reproductor de vídeo). Para muestra, un botón (arriba el netbook, abajo el reproductor de la televisión):

Comparación calidad de imagen netbook-player LG

También podéis acceder a las imágenes en mayor definición aquí para el netbook y aquí para la tele.

Ya que la calidad de imagen no era la que yo esperaba, dejé de hacer pruebas con el netbook para buscar otro dispositivo que cumpliera mis expectativas.

Usabilidad y estética

Usar un ordenador como reproductor multimedia conlleva una serie de obstáculos que hay que resolver.

  • Control. Un ordenador con Windows o Linux nos permite conectar cualquier teclado y ratón inalámbricos y usarlos para manejar el software que hayamos elegido. Tenéis teclados inalámbricos que incluyen un touch pad (como el Logitech K400) o mandos a distancia que por un lado tienen teclado y por el otro tienen las teclas habituales (como el Mele F10-Pro). En mi caso utilicé un viejo mando iMon Station (es un mando de infrarrojos con un receptor USB) de 2004. Es una grata sorpresa que siga estando soportado por la marca (Soundgraph) y que incluyese un perfil para manejar XBMC, con lo que se podían usar las teclas de volumen, play, pause, cursores, etc. Además, el software del mando permite asociar una tecla de "lanzamiento de aplicaciones" a la aplicación que quieras, por lo que puedes lanzar XBMC usando esta tecla de acceso directo.

  • El mando iMon

  • Encendido/apagado. Este tema parece trivial, pero cuando tienes montado todo el hardware, te das cuenta de que hay que prestarle atención. En el caso del netbook, el apagarlo era fácil: XBMC te permite elegir qué quieres hacer cuando eliges la opción de apagar, así que "Suspender" parecía la opción más obvia, ya que así minimizaría el tiempo entre que enciendo el netbook y puedo empezar a ver contenidos. Pero lo de encender es más peliagudo: el botón de encendido del netbook queda oculto cuando cierras la tapa y eso hace que te tengas que levantar para poder encenderlo, lo que le quita inmediatez. No miré otras posibilidades por el tema de la calidad de imagen que comentaba antes, pero quizá se pueda hacer que el netbook despierte cuando reciba una señal por USB, con lo que se podría encender usando el mando.
  • Software. XBMC me parece muy buen software y no tuvo problemas en reproducir todo lo que le eché. También dispone de plugins para aplicaciones del tiempo, emuladores, tiene múltiples skins disponibles, etc. Pero no me gustó una cosa: la detección de las series que tienes guardadas. Resulta que para que detecte los capítulos, los ficheros tienen que estar nombrados de una manera específica y si no, en el apartado de series, no te aparecerán los capítulos. Siempre puedes acceder a las series desde el menú genérico de vídeos, pero entonces pierdes la gracia de tener las series separadas en temporadas y capítulos.
  • Estética. En el salón, este es un punto a tener muy en cuenta. Aunque el netbook no tiene un mal diseño, nunca podrá llegar a lucir como un reproductor específico (un Apple TV o un LG ST600) y tener que tener el receptor de infrarrojos a la vista tampoco ayuda. Como comentaba, en este caso además el portátil no podía ir escondido dentro de un cajón o armario, porque había que abrir la tapa para encenderlo. En la foto de debajo podéis ver cómo quedaba (aunque se podrían haber ocultado los cables llegado el caso).

  • Netbook conectado a TV


Conclusión

En mi caso, el netbook no satisfizo mis requisitos: la calidad de imagen no estaba a la altura de lo que yo esperaba (quizá por la conexión VGA) y tanto la estética como el problema del encendido hacían inviable tenerlo a la vista. Seguiremos investigando...

 

No feedback yet


Form is loading...

Buscar

Linkedin

Ver perfil de Alberto de Vega Luna en LinkedIn

Licencia

Creative Commons License
Esta obra se publica bajo una licencia de Creative Commons. Es necesario citar la fuente y el autor si se utilizan estos contenidos.
powered by b2evolution