Recuerdos de fin de semana

11/19/14 | by | Categories: Vida

El pasado fin de semana ha cundido en actividades en familia. Me gusta hacer cosas distintas durante los fugaces dos días y pico que dura y llevarme el lunes al trabajo un puñado de buenos recuerdos. Con el tiempo se volverán borrosos y confusos, pero mejor esos recuerdos de recuerdos que no tener nada que recordar.

El caso es que el viernes fuimos a un Cuentacuentos. Es el segundo al que voy y cada vez es distinto, pero siempre me fascina cómo una persona (o grupo) consigue mantener la atención de 30-40 niños durante casi una hora. Y el caso es que todo lo que necesitan es su voz (muy bien manejada, claro) y los textos que leen o recitan y 60-80 pequeños ojos se quedan embobados, con un cerebro escuchando atentamente entre medias de cada par de ojos. En esta ocasión, las chicas que contaban los cuentos "contaban" también con atrezzo como muñecos o figuras de fieltro que pegaban y despegaban en paneles, para admiración de los niños. E incluso cantaron una canción en inglés que los niños repitieron con solo oírla una vez. Algo asombroso...

El sábado, nada especial, salvo la primera victoria del equipo de baloncesto del primogénito. Es importante jugar y divertirse, pero se le notó que se divierte más cuando gana.

El domingo, de improviso, nos fuimos a Zamora. La única vez que habíamos estado fue antes de tener descendencia y apenas recordábamos la ciudad, así que allá que nos fuimos, en uno de los días más fríos del año. Lástima que no se pudiera entrar en muchos de los museos o en la catedral a las horas que fuimos, pero nos recorrimos el casco histórico admirando las iglesias románicas y las fachadas de los edificios de principios del siglo XX. Mención especial a la comida que nos pegamos en el restaurante Ágape, cerca del ayuntamiento, no solo por lo bien que comimos, sino también por la cara que pusieron los niños cuando apareció un plato con una paletilla de cordero que estaba pidiendo que la comiésemos en plan medieval. Al final, los buenos modales se impusieron y mi destreza con el cuchillo y tenedor consiguieron dejarla bien repelada para solaz de toda la familia...

¿Y tú? ¿Qué has hecho este fin de semana?

 

Pelis, pelis

08/26/14 | by | Categories: Cine

Hace algún tiempo me pusieron en casa Movistar Televisión y me gustaría destacar dos cosas: la guía de programación está cargada completamente en cuanto enciendes el descodificador y hay un montón de películas, cubriendo un hueco que había dejado en mis sesiones de fin de semana LaSexta3.

Así que gracias a esa cajita negra, he visto un montón de películas sin anuncios y sin cortes y pudiendo elegir la versión original o doblada. Aquí va una pequeña lista:

  • "Olvídate de mí". Aunque empieza un poco raro, el final me encantó y ha sido de lo mejor que he visto estos días.
  • "Frozen". Si tienes una o más hijas, estarás harto de verla y/o escuchar su banda sonora, pero la puse para oírla en versión original. ¡Menudas voces tienen las protagonistas!
  • "Arturo".  Interesante, pero nada más. Buena ambientación y vestuario y Clive Owen en plan líder.
  • "Demolition Man". Hacía tiempo que no la veía y me gusta esa mezcla de futuro pulcro y las explosiones y destrozos que provocan los protagonistas.

Y además, en la guía de programación (que también podéis consultar con la aplicación móvil) he visto que estos días están echando cosas como "El Castigador 2", "City of Angels", "La búsqueda", "Mentiras Arriesgadas", "Greystoke: la leyenda de tarzán",... Y también puedes ver todos los episodios de series como Isabel o Fallen Skies, algo interesante si la guía de programación no te muestra nada interesante.

Está claro que cuanto más oferta, mejor, aunque a veces hay cosas que se me pasan o que pillo empezadas. Si tienes televisión de pago, ¿te pasa lo mismo? ¿Qué echas de menos?

 

Elegir un televisor (2014)

04/28/14 | by | Categories: Software, Hardware

Hace casi cuatro años, escribí un artículo sobre cómo elegir un televisor. Cuatro años parece poco tiempo, pero en el campo de la electrónica y la tecnología es una eternidad, así que vamos a ver en este artículo unas cuantas cosas que os pueden resultar interesantes a la hora de comprar vuestra próxima tele. Los años en los que hay mundial de fútbol se venden más televisores, así que puede ser un buen momento para hablar de este tema.


Fuente: Samsung

Full story »

 

Un Raspberry Pi como reproductor multimedia para el salón

03/17/14 | by | Categories: Software, Hardware

Bienvenidos a otra apasionante entrega de Compañía para tu televisor, la serie de artículos donde vemos ventajas e inconvenientes de diferentes dispositivos para usar como reproductor multimedia junto a tu televisor.

El hardware

En este caso, el dispositivo probado es un Raspberry Pi, el famoso micro-ordenador de bajo coste que se ha vuelto tan popular entre los manitas de la informática. En concreto, hemos optado por un pack de la empresa pi3g que ya incluye la placa, disipadores pasivos, transformador de corriente y tarjeta SD y como software, hemos instalado OpenElec (una distribución compacta que arranca directamente XBMC, el mismo software que probamos en el netbook del anterior artículo de esta serie).

Raspberry Pi

Raspberry Pi dispone de conexión Ethernet, HDMI y lector SD, así como salidas de vídeo compuesto y audio analógico. También dispone de dos puertos USB 2.0 y un conector microUSB para la alimentación. Tenéis más información en la sección de Quickstart de su página web.

Raspberry Pi

La conexión con la tele

Como el hardware dispone de salida HDMI, conectarlo a una televisión es muy sencillo, ya que cualquier cable HDMI nos valdrá para ello.

Entorno de pruebas y resultados

Igual que en la prueba anterior, conectamos el dispositivo a la red local (esta vez mediante cable Ethernet conectado a un PLC), donde tenemos un servidor UPnP (y SMB) del que leeremos el contenido multimedia. Para reproducir dicho contenido, usaremos las funcionalidades que nos ofrece XBMC, que permite conectarnos al servidor mediante los dos protocolos mencionados. También conectaremos un teclado y un ratón a los puertos USB correspondientes y el cable de alimentación al microUSB.

Todo conectado

OpenElec tarda muy poquito en arrancar, y en pocos segundos tendremos en la pantalla del televisor el conocido interfaz de XBMC. Lo cierto es que el Raspberry Pi mueve con mucha soltura dicho interfaz y en ningún momento encontramos que "se quede pensando". La reproducción de películas también es muy suave, incluso a 1080p, y la calidad de imagen es idéntica (o al menos yo no veo diferencia) a la que obtenemos con un LG ST600. En resumen, en estos aspectos es netamente superior al netbook que probamos en el artículo anterior.

XBMC en Raspberry Pi

Usabilidad y estética

  • Control. El pack de pi3g no incluye mando a distancia para el dispositivo, por lo que tendremos que buscarnos uno por nuestra cuenta. En la wiki de OpenElec hay un listado de mandos compatibles, pero buscando en Google encontraréis mucha gente que ha probado otros modelos.
  • Encendido/apagado. Este es el principal inconveniente del dispositivo probado: no dispone de botón de encendido, por lo que la única manera de apagarlo es desenchufándolo.
  • Software. Como OpenElec arranca directamente XBMC, mis comentarios de la anterior prueba son perfectamente aplicables también aquí.
  • Estética. La caja incluida en este pack para el Raspberry luce mucho mejor que tener un netbook o un ordenador junto al televisor (aunque el diseño no es el más elegante que he visto). Como siempre, tendremos que esconder los cables, pero manteniendo el de alimentación a mano para poder encender y apagar el dispositivo cuando nos convenga.

Conclusión

Me ha sorprendido gratamente la fluidez con la que este pequeño dispositivo mueve tanto el interfaz de XBMC como el contenido multimedia, a la vez que el consumo se mantiene bajo (hasta 3.5 W, según dice la Wikipedia). No obstante, tiene dos pegas: lo ya comentado del botón de encendido y apagado y que si quieres conectarlo por WiFi, tendrás que comprar un adaptador USB-WiFi aparte. Recordemos que aunque la placa Raspberry Pi pueda comprarse por unos 30 euros, el precio de una configuración como la que probamos aquí llega a unos 70 y no se incluye el adaptador WiFi. De hecho, en PCComponentes he encontrado un pack que por 79? incluye lo siguiente:

- PcCom Raspberry Pi
- Cable HDMI 1.4 Macho/Macho 1.8m
- Tarjeta SD HC 8GB Clase 10
- Cable USB 2.0 a MicroUSB + fuente de alimentación
- Adaptador Inalámbrico N 300Mbps Nano USB
- HUB 4 Puertos USB 2.0

Posiblemente podamos encontrar reproductores multimedia (como el WD Live) o microordenadores Android por precios similares, así que habrá que comparar y elegir el producto que mejor se adapte a nuestras necesidades.

 

Un netbook como reproductor multimedia de salón

03/10/14 | by | Categories: Software, Hardware

Como adelantaba en un post anterior, estas navidades he estado haciendo pruebas con diferentes dispositivos, con el objetivo de elegir la mejor combinación de software y hardware para tener un reproductor multimedia en el salón. Y la primera combinación de la que os voy a hablar es la de netbook con XMBC.

El hardware

El hardware para la prueba es un netbook Acer 751h, con un procesador Intel Atom Z520 a 1.33 GHz, tarjeta gráfica integrada Intel GMA500, 2 GB de RAM y 250 GB de disco duro. Es un netbook del año 2009, pero que es capaz de reproducir vídeo 1080p en Windows 7 sin problema. En este ordenador hemos instalado la última versión disponible de XBMC, un software gratuito y muy conocido para utilizar un ordenador (aunque también hay versiones de XMBC para Android, iOS, Raspberry Pi, etc) como centro multimedia.

La conexión con la tele

El netbook mencionado en el párrafo anterior no dispone de conexión HDMI, solo VGA. Por ello, necesitaremos un cable para la salida de vídeo y otro distinto para la de audio y conectarlos a las entradas correspondientes de la televisión. No es una operación difícil y en el manual de vuestro televisor es muy posible que tengáis explicado cómo hacerlo (como el que figura a continuación). Pero, por si acaso, vamos a verlo paso a paso.

Diagrama de conexión PC-TV

Como veis, a la salida VGA del portátil debemos conectar un cable VGA normal y corriente (macho-macho), mientras que a la salida de audio (la típica salida de color verde donde conectamos auriculares o altavoces) conectaremos un cable mini-Jack macho-macho.

Conectando los cables

Y aquí podéis ver cómo queda la parte trasera de la tele una vez que están conectados ambos cables.

Cables conectados

Entorno de pruebas y resultados

Ahora conectamos el netbook por Wifi a la red local, donde tenemos un servidor UPnP (y SMB) del que leeremos el contenido multimedia. Para reproducir dicho contenido, usaremos las funcionalidades que nos ofrece XBMC, que permite conectarnos al servidor mediante los dos protocolos mencionados.

Como comentaba al principio, este netbook es capaz de reproducir contenido 1080p en local sin problemas, pero la sorpresa vino cuando comprobé que cuando el mismo contenido está en red, la reproducción va "a tirones". Probé varias resoluciones (1920x1080 y 1280x720), pero no solucionó el problema. También probé a conectarlo por Ethernet en vez de por WiFi, pero tampoco se solucionó. Mi teoría es que el uso intensivo de la red impacta de alguna manera en la CPU del ordenador.

Pero además de la escasa suavidad de la reproducción, encontré otro problema: la calidad de imagen. La definición y la luminosidad de la imagen no era la misma cuando reproducía el mismo contenido en el netbook y en la televisión (que dispone de su propio reproductor de vídeo). Para muestra, un botón (arriba el netbook, abajo el reproductor de la televisión):

Comparación calidad de imagen netbook-player LG

También podéis acceder a las imágenes en mayor definición aquí para el netbook y aquí para la tele.

Ya que la calidad de imagen no era la que yo esperaba, dejé de hacer pruebas con el netbook para buscar otro dispositivo que cumpliera mis expectativas.

Usabilidad y estética

Usar un ordenador como reproductor multimedia conlleva una serie de obstáculos que hay que resolver.

  • Control. Un ordenador con Windows o Linux nos permite conectar cualquier teclado y ratón inalámbricos y usarlos para manejar el software que hayamos elegido. Tenéis teclados inalámbricos que incluyen un touch pad (como el Logitech K400) o mandos a distancia que por un lado tienen teclado y por el otro tienen las teclas habituales (como el Mele F10-Pro). En mi caso utilicé un viejo mando iMon Station (es un mando de infrarrojos con un receptor USB) de 2004. Es una grata sorpresa que siga estando soportado por la marca (Soundgraph) y que incluyese un perfil para manejar XBMC, con lo que se podían usar las teclas de volumen, play, pause, cursores, etc. Además, el software del mando permite asociar una tecla de "lanzamiento de aplicaciones" a la aplicación que quieras, por lo que puedes lanzar XBMC usando esta tecla de acceso directo.

  • El mando iMon

  • Encendido/apagado. Este tema parece trivial, pero cuando tienes montado todo el hardware, te das cuenta de que hay que prestarle atención. En el caso del netbook, el apagarlo era fácil: XBMC te permite elegir qué quieres hacer cuando eliges la opción de apagar, así que "Suspender" parecía la opción más obvia, ya que así minimizaría el tiempo entre que enciendo el netbook y puedo empezar a ver contenidos. Pero lo de encender es más peliagudo: el botón de encendido del netbook queda oculto cuando cierras la tapa y eso hace que te tengas que levantar para poder encenderlo, lo que le quita inmediatez. No miré otras posibilidades por el tema de la calidad de imagen que comentaba antes, pero quizá se pueda hacer que el netbook despierte cuando reciba una señal por USB, con lo que se podría encender usando el mando.
  • Software. XBMC me parece muy buen software y no tuvo problemas en reproducir todo lo que le eché. También dispone de plugins para aplicaciones del tiempo, emuladores, tiene múltiples skins disponibles, etc. Pero no me gustó una cosa: la detección de las series que tienes guardadas. Resulta que para que detecte los capítulos, los ficheros tienen que estar nombrados de una manera específica y si no, en el apartado de series, no te aparecerán los capítulos. Siempre puedes acceder a las series desde el menú genérico de vídeos, pero entonces pierdes la gracia de tener las series separadas en temporadas y capítulos.
  • Estética. En el salón, este es un punto a tener muy en cuenta. Aunque el netbook no tiene un mal diseño, nunca podrá llegar a lucir como un reproductor específico (un Apple TV o un LG ST600) y tener que tener el receptor de infrarrojos a la vista tampoco ayuda. Como comentaba, en este caso además el portátil no podía ir escondido dentro de un cajón o armario, porque había que abrir la tapa para encenderlo. En la foto de debajo podéis ver cómo quedaba (aunque se podrían haber ocultado los cables llegado el caso).

  • Netbook conectado a TV


Conclusión

En mi caso, el netbook no satisfizo mis requisitos: la calidad de imagen no estaba a la altura de lo que yo esperaba (quizá por la conexión VGA) y tanto la estética como el problema del encendido hacían inviable tenerlo a la vista. Seguiremos investigando...

 

Páginas: 1 3 5 ...6 ...7 8 9 10 11 12 ... 55

Buscar

Linkedin

Ver perfil de Alberto de Vega Luna en LinkedIn

Licencia

Creative Commons License
Esta obra se publica bajo una licencia de Creative Commons. Es necesario citar la fuente y el autor si se utilizan estos contenidos.
blogging soft